Tendencia peligrosa: padres que dejan a sus hijos en autos

enero 27, 2019 11:40

“Nunca pueden quedarse los niños solos en el auto, ni siquiera para bajar a comprarle una golosina”, advierten los especialistas. Puede provocarles desde golpes de calor hasta dejar secuelas irreversible

Frente a la multiplicación de casos en que padres olvidan a sus hijos dentro del auto, especialistas alertaron sobre los peligros de que se produzca esta situación en verano, que puede provocar desde golpes de calor y cuadros de deshidratación hasta episodios de más gravedad que dejen secuelas irreversibles o hasta deriven en la muerte del chico.

El hecho más trágico se produjo en noviembre de 2018 en Santos Lugares, cuando murió una beba de 17 meses luego de que su padre -quien sufría pérdida de memoria por un ACV- se la olvidara en el auto durante ocho horas.

“Hay que tener extremo cuidado siempre, pero mucho más en el verano y si el auto está expuesto al sol”, expresó Eduardo Silvestre, médico pediatra y divulgador científico de Grupo Medihome, quien aclaró que “nunca pueden quedarse los niños solos en el auto, ni siquiera para bajar a comprarle una golosina”. Silvestre aclaró que “el calor no es lo único, sino que pueden ocurrir otros accidentes al dejar a un nene solo en el auto, sobre todo cuanto más chiquito sea” y precisó que se pueden dar “cuadros de deshidratación de distinta gravedad, golpes de calor, ataques de pánico y, si pasan muchas horas, incluso asfixia”.

El también Jefe de Área Ambulatoria en el Hospital Garrahan detalló: “Los niños tienen inestabilidad en el balance hídrico, que es el resultado final de los ingresos y egresos de agua del organismo. Por eso tienen que tomar agua (o la teta, si son bebés) con frecuencia”. En el caso de un nene que se queda atrapado dentro de un vehículo, el profesional señaló que “mientras más tiempo pase y más alta sea la temperatura dentro del habitáculo, la pérdida de líquido va a ser más importante y se van a producir una serie de eventos progresivos”.

El primer caso es lo previo al golpe de calor, se llama agotamiento por calor. Los síntomas son sudoración excesiva, piel pálida y fría, sensación de calor sofocante. Si es un niño mayor y puede expresarlo, tiene calambres musculares; se lo ve con apatía, débil e incluso con dolor de estómago, cabeza o puede tornarse muy irritable”, graficó Silvestre, quien aclaró que en este caso se debe consultar al médico para evitar un mal mayor.

Consultado por otras circunstancias de que un chico quede atrapado dentro de un vehículo, el especialista de Grupo Medihome expresó: “Si aparece un ataque de pánico, aumenta la frecuencia cardíaca, la respiratoria y contribuye a deshidratarse”. Y agregó: “Para que se produzca asfixia tienen que pasar más de 4 horas y el auto completamente cerrado. Entonces, cada vez queda menos oxígeno y más de dióxido de carbono y respirás una atmósfera cada vez más contaminada”.

Fuente: Telam

enero 27, 2019 11:40
Escribir un comentario

Sin comentarios

No hay comentarios aún!

Todavía no hay comentarios, pero puede ser el primero en comentar este artículo.

Escribir un comentario
Ver comentarios

Escribir un comentario