Se cumplen 30 años del mejor disco de Soda Stereo : “Canción Animal”

agosto 7, 2020 08:25

Es el quinto álbum del trío que comenzaba a mostrar el nivel musical que los catapultaría como una de las mejores bandas de rock de Latinoamérica. Escuchalo entero al final de la nota.


Hace 30 años, Soda Stereo dejaba de lado los característicos sonidos de los ’80 y apostaba a formas más orgánicas que reconocían las influencias de los años 70 con la edición de Canción Animal, el quinto disco de estudio, que los llevaría directo a la gloria.

Considerado el mejor disco del trío, y con índices de popularidad elevados, sobre todo por el hit «De música ligera«, esta placa lanzada el 7 de agosto de 1990 presentó como nunca a la banda que con una claridad conceptual y más rockera que nunca, estaba dejando una huella, inimaginable para la época.

Tras los primeros pasos del trío conformado por Gustavo CeratiZeta Bosio y Charly Alberti, marcados por la new wave y su posterior viraje a un sonido pop más electrónico, este disco parecía saldar deudas pendientes con influyentes bandas como Pescado RabiosoVox Dei Color Humano.

En este disco emergen temas como «En el séptimo día«, «Sueles dejarme solo«, «Entre caníbales«, «Un millón de años luz«, «Cae el sol«, «Hombre al agua«, “Canción animal”, el mencionado gran hit “De música ligera” y la balada «Té para tres«, que años más tarde, en su versión MTV Unplugged, Comfort y música para volar, conquistaría al mundo entero.

Con la producción de Gustavo Cerati Zeta Bosio, la grabación tuvo lugar entre los meses de junio y julio de 1990 en los Criteria Recording Studios de Miami, en los que la banda se reforzó con la percusionista Andrea AlvarezFabián «Tweety» González, en teclados; y el Gonzo Palacios, en saxo; una formación que comenzó a moldearse poco antes, cuando se grabó una nueva versión de «Languis» y la canción «Mundo de quimeras«, que antecedieron a Canción Animal.

Otro gran protagonista de este álbum histórico fue Daniel Melero y su aporte conceptual de la mano de Gustavo, con quien tenía una relación muy profunda y “mística”. Melero, es un compositor, tecladista, teórico y productor distinguido como «Personalidad destacada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el ámbito de la Cultura” en 2013.

En 2007 la revista Rolling Stone lanzó un ranking con los 100 mejores álbumes de la historia del rock nacional. Canción animal se quedó con el puesto 9° y este era el texto que explicaba el motivo:

“La presencia funk de Carlos Alomar en Doble Vida convirtió a Soda Stereo en una máquina fría, precisa y calculadora. El truco funcionó a escala continental y después de casi dos años de giras interminables, el trío acusó la necesidad de un cambio para privilegiar las canciones por sobre los efectos de producción”.

“Canción animal es la respuesta a tanta sofisticación, el primer registro en que Gustavo Cerati empieza a mirarse como un heredero del rock argentino de los 70. El espíritu valvular de los viejos discos de Pescado RabiosoColor Humano y Vox Dei; sumado a las guitarras ruidosas del pre-grunge ,encabezado por bandas como Screaming TreesSmithereens y Pixies, formaron el marco de referencia para la renovación”.

“De esa mezcla entre pasado y presente nació un registro tan perdurable como los estribillos de Un millón de años luz, (En) El séptimo día y, sobre todo, De música ligera”.

“Otro factor determinante fue el ingreso de Daniel Melero en el rol de cuarto integrante. La incorporación alteró los vínculos de un triángulo sin fisuras hasta ese momento. Pero varias estrategias fatales del productor invisible influyeron en Cerati y terminaron como algunas de las mejores ideas para el disco definitivo de Soda. Fue un momento muy inspirado del grupo, y Daniel fue una pieza clave», señaló el número 60 de la Rolling Stone.

Comentarios
agosto 7, 2020 08:25