Municipio y Educación: Gestión participativa

diciembre 22, 2020 09:50

Municipio y educación

Desde hace más de cuatro años, el Municipio y educación  -representada por Inspectoras de Enseñanza de gestión pública y privada y sus respectivos equipos distritales- conforman una mesa interdisciplinaria para brindar herramientas de promoción y prevención de los derechos de niños, niñas y adolescentes, como así también intervenir en las situaciones que lo requieran en la comunidad educativa.

“Esta mesa interdisciplinaria es una más de la gran cantidad de actividades y tareas que realizamos -hace más de cuatro años- en coordinación con el sector educativo, con la intención de aunar esfuerzos y recursos en pos de tener una territorialidad total de las diferentes situaciones que ocurren en el Partido de Olavarría. Forma parte de una decisión de la Secretaría mantener una relación constante, no solamente con Derechos, Igualdad y Oportunidades, sino con todas las áreas del Municipio”, aseguró el secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida Diego Robbiani.

En este sentido, en una charla con la subsecretaria de Derechos, Igualdad y Oportunidades Dolores Muro, la inspectora de nivel secundario de gestión privada (referente del distrito) Karina Elbey y las inspectoras de psicología comunitaria y pedagogía social Marcela Sesto y Rosana Ingliso, las representantes dialogaron acerca del desafío del trabajo durante esta pandemia, como así también del fortalecimiento del espacio, tras todos estos años de labor.

La mesa de trabajo

¨Este espacio es el logro de muchos años de trabajo en el que hemos podido articular de manera operativa nuestros recursos para activar los mecanismos necesarios de acuerdo a las intervenciones. Es fruto de negociaciones, a veces escenario de tensiones, pero que siempre hemos podido llevar de la mejor manera con el aporte de cada institución y referente, dándole el sentido de corresponsabilidad que se merece un espacio así¨, destacó la subsecretaria de Derechos, Igualdad y Oportunidades del Municipio –dependiente de la Secretaría de Desarrollo Humano y Calidad de Vida– Dolores Muro.

Rosana Ingliso, por su parte, señaló la articulación interinstitucional, y los desafíos a los que se enfrentan diariamente: “al ser dos organismos que dependen de dos esferas diferentes, como Educación de una esfera provincial y el Servicio Local que depende del Estado Municipal, comparten un montón de cuestiones como la promoción y prevención, pero en la práctica diaria no comparten las lógicas, que son diferentes. Eso al principio, si bien sabíamos que nos iba a llevar algunas discusiones y diferentes posturas, creo que este año fluyeron mejor. El ASPO nos ubicó en una tercera esfera que tiene que ver con la función del Estado, que cumplimos todos y es común”.

En este sentido, Marcela Sesto, agregó que “esa articulación es lo que fortalecimos en el transcurso de los años. Este vínculo de confianza para la intervención. Vamos en el mismo sentido y si no, tenemos la confianza para discutirlo. El trabajo en la mesa es armonioso porque tenemos entendimiento y un vínculo de cuidado, entendemos que hay que cuidar este espacio de trabajo conjunto, que nos tenemos que cuidar mutuamente con responsabilidad y confianza. Ante la complejidad de las problemáticas sociales y familiares no hay otra forma de abordarlo si no es en conjunto”.

Karina Elbey, inspectora de nivel secundario de gestión privada, destacó el trabajo en corresponsabilidad que vienen haciendo a lo largo del tiempo, y cómo gestionan la comunicación para poder actuar de manera rápida y operativa: “es importante señalar el trabajo en corresponsabilidad porque estamos todo el tiempo en comunicación. En cuanto surge una situación nos comunicamos y la solución está. Hablamos y ya sabemos de qué estamos hablando, manejamos el mismo discurso y compartimos las mismas directivas de las cosas que tenemos que hacer, las normativas¨.

Gestionar en pandemia: desafíos y posibilidades

En cuanto al abordaje en contexto de emergencia sanitaria en el marco de la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno Nacional por COVID-19, las referentes coinciden en que fue un desafío que trastocó las dinámicas tradicionales que desarrollaban hasta el momento y que tuvieron que pensar nuevas maneras para dar respuesta a las situaciones que se presentaban, tanto a nivel logístico, como a nivel territorial.

¨La pandemia irrumpió en nuestras vidas abruptamente, y como Estado tuvimos que sentarnos a pensar nuevas maneras de gestionar que implicaron el uso total de las nuevas tecnologías. Lo importante fue poder consensuar entre todas las instituciones y diagramar esquemas de intervención de acuerdo a las situaciones, y la logística de comunicación, que nos desafió ampliamente para que todo el dispositivo pudiese seguir funcionando, y dar respuestas a las personas que hay detrás de cada intervención. Por eso gestionar en cuarentena en corresponsabilidad ha sido una tarea muy ardua y todo un logro para quienes hace muchos años transitamos la gestión pública¨, destacó la subsecretaria Muro.

Por su parte, Marcela Sesto, agregó que “las intervenciones fueron con muchos menos recursos, porque la jornada presencial en instituciones educativas, más los Centros Educativos Complementarios, los Centros de Día, Jardines Maternales, toda esta infraestructura en relación a recursos que tiene nuestro distrito no lo estábamos contando. Entonces los sostenes a las familias fue más difícil de hacerlos”.

En este sentido, Rosana Ingliso estimó que “será el retorno a la presencialidad lo que nos marque el impacto. Esto es lo que hemos logrado construir, pero cuando volvamos, con los chicos a diario en las Escuelas, los Centros Complementarios o Centros de Día, nos marcará el rumbo de por dónde fuimos y ahí podremos hablar de cómo nos fue”.

En este contexto adverso, donde las medidas de aislamiento impedían el encuentro cara a cara con las personas, ¨el punto clave de intervención fue el momento de entrega de ayuda alimentaria, donde nos encontrábamos con las personas, y había un feedback significativo, sabíamos que teníamos que aprovechar ese momento para detectar situaciones de emergencia o vulneración de derechos, y de esa manera activábamos todos nuestros dispositivos. Además, era una oportunidad para distribuir folletería, y promocionar nuestros recursos estatales más que nunca, y marcar nuestra presencia como Municipio¨, destacó la subsecretaria Muro.

Además destacó el trabajo de educación, y agradeció la predisposición de todos los equipos: “Sentí mucho acompañamiento, buena voluntad y predisposición las 24 horas. En este contexto no hubo horarios para pensar estrategias, en el momento que fuera, con las posibilidades que teníamos. Y esto tiene que ver con que ya tenemos un vínculo y respeto muy fuerte, un recorrido a través de los años que hace que nos conozcamos, y que confiemos en la mirada de nuestras colegas, sin cuestionar¨, valoró.

Balances:

Entre los frutos de trabajo de destaca la planificación conjunta de un proyecto destinado a adolescentes del nivel secundario para pensar formatosy dinámicas alternativas para quienes no pueden continuar con las modalidades tradicionales que ofrece el sistema por diversas situaciones, haciendo eje en la inclusión de estos chicos y chicas para garantizar su continuidad educativa,al tiempo que se resuelven las problemáticas de base que se detectan.

Además, una propuesta de registro etnográfico de las prácticas educativas, evaluación y monitoreo, en articulación con la Facultad de Ciencias Sociales, que resulta un aporte muy valioso y enriquecedor para mejorar las intervenciones y perfeccionar los canales de comunicación interinstitucional a la hora de realizar abordajes operativos y efectivos.

Con respeto al trabajo territorial, las profesionales remarcaron que se consolidó fuertemente en la localidad de Sierra Chica y en el barrio Villa Aurora , iniciándose además un trabajo en el Servicio Territorial Municipal Nº1. “No paramos, seguimos trabajando. Adhiero a que me parece que son las bases que uno va construyendo para que después en épocas de crisis estos proyectos puedan surgir y no se dinamite todo. Esto que decíamos de los bolsones fue así, más allá de la entrega de un alimento se convirtió en un vínculo pedagógico. Las escuelas, también, lograron abrir sus puertas esos días y se veían con las familias”, precisó Rosana Ingliso.

Además, Marcela Sesto expresó que “tenemos que destacar que llevamos adelante el trabajo de la mesa, pero es una parte de todo un proceso de intervención que se inicia en equipos docentes y orientadores de las Escuelas, que han estado alerta -en los pocos contactos que tenían- a lo que pasaba fundamentalmente a los niños, a las madres y las familias”.

Por último, Ingliso planteó que “hay un proceso de concientización comunitaria respecto de la niñez, a la promoción y protección de derechos. El cuidado del Servicio Local como institución de promoción. Hay que poner un alerta en el marco del cuidado de la niñez. Las alertas se disparan por distintos sectores y son el punto de partida para las intervenciones. Hemos superado la idea de ‘derivación’. Esto es un trabajo conjunto, pensamos con otro y fue todo una construcción. Porque no hay respuestas mágicas, vamos reformulando y buscando estrategias. Es muy amplio para pensarlo, no hay manera de resolver estas situaciones de forma mágica”.

Comentarios
diciembre 22, 2020 09:50