Efecto cuarentena: en mayo, el 55,6% de la industria permaneció en desuso

julio 14, 2020 19:14

Según datos del Indec, solo se utilizó el 46,4% de la capacidad productiva. De todos modos hubo mejoras sobre abril, el peor mes del confinamiento.

La utilización de la capacidad instalada de la industria argentina fue del 46,4% en mayo y las automotrices funcionaron apenas al 6,2% de sus posibilidades, según informó hace minutos el Indec.

Las cifras difundidas por el organismo oficial dan cuenta que el 55,6% de la capacidad de producción de las industrias (máquinas e instalaciones productivas) se encuentra ociosa, un número que resultó 16,4 puntos más algo que en igual mes del año pasado, cuando había sido del 38%.

El dato muestra el impacto que aún en mayo siguió teniendo la cuarentena en el aparato productivo argentino, y se suma a otros números negativos como la caída del consumo, la actividad económica y la recaudación y el incremento en los niveles de pobreza, entre otros.

No obstante, en la comparación mensual, mayo mostró una mejora del 4% con respecto a los datos de abril, un mes en el que las medidas de aislamiento fueron aún más rígidas y se extendieron todo el mes.

Estas variaciones tuvieron su correlato con el nivel de actividad de la industria en mayo, cuando registró una caída de 26,4% en relación con igual mes del año pasado y se recuperó 9% en comparación con abril.

Según indicó el Indec, “las principales incidencias positivas que explican la recuperación de la utilización de las plantas productivas en mayo respecto de abril, se observan en la metalmecánica excluida la industria automotriz, las industrias metálicas básicas, la refinación del petróleo, los productos minerales no metálicos y los productos del tabaco.

En 2020, el uso de la capacidad instalada había comenzado en el 56,1% en enero, lo que representaba un nivel similar a 2019. Sin embargo, el registro cayó al 51,6% en marzo, cuando se sintió parcialmente el impacto de la cuarentena, y al 42% en abril, cuando sus efectos fueron plenos y solo funcionaron las fábricas dedicadas a productos esenciales.

Las automotrices, casi en 0:

De acuerdo a los registros del Indec, la industria automotriz registró apenas un uso del 6,2% de su capacidad instalada, mientras que toda la cadena metalmecánica también sufrió un duro traspié, con un uso de apenas del 31,7% de sus maquinarias. En tanto, la industria textil (que además sufrió una importante caída en las ventas) solo trabajó al 17,8% de su capacidad, mientras que la industria del caucho y el plástico lo hizo al 36,4%.

Por el contrario, las que mayor utilización de sus capacidades hicieron fueron la industria papelera (65%), las químicas (63%) y los productos del tabaco (62,2%). Los productos alimenticios, que tenían autorización de apertura por ser esenciales, funcionaron al 57%.

Fuente: DIB

Comentarios
julio 14, 2020 19:14