25A: Movilización contra la instalación de granjas industriales de cerdos

agosto 25, 2020 10:06

En la tarde de este martes, diferentes organizaciones ambientalistas, se movilizarán a las plazas principales de cada
ciudad en todo el país contra la destrucción ambiental en nuestro país. En nuestra ciudad, será a las 16hs en el Paseo Jesús Mendía.

Uno de los ejes será el repudio al acuerdo que el gobierno nacional busca firmar con China para la instalación de grandes granjas industriales para la producción de cerdos. La jornada de movilización también reclamará el fin de la deforestación y las quemas de pastizales en el Delta entrerriano, humedales y montes nativos.

Un número creciente de argentinos está abiertamente en contra implantación de megafábricas chinas de cerdos por múltiples razones: porque traerá enormes consecuencias ambientales en cada sitio donde se instalen, por la
posibilidad que se generen enfermedades zoonóticas -como ya ha ocurrido en China y en otras partes-, y todo ello en función de un negociado que no le dejará nada al país.

De hecho, el país asiático está viviendo una crisis ambiental y productiva como resultado de este tipo de explotación. La voluntad de instalar las granjas en Argentina responde justamente a la iniciativa del gobierno chino de deslocalizar la producción, que ha llevado a enfermedades que obligaron a sacrificar millones de cerdos.

Desde la Cancillería argentina informan que se trata de un acuerdo entre privados (a través de la Asociación China para la Promoción del Desarrollo Industrial y la Asociación Argentina de Productores Porcinos), y que se encuentran en tratativas con China para la redacción de un memorándum de entendimiento que prevé hasta 25 unidades integradas productivas de 12.000 madres cada uno, a ubicarse en diferentes puntos del país. Esgrimen que con ello se agregaría valor a la producción agrícola, disminuiría el costo del flete a puerto y generaría empleo en las provincias más postergadas del país. Además remarcan que el proyecto generará 110 millones de dólares al año de ingresos fiscales por derechos de exportación, que es en definitiva el único motivo que vale para el gobierno.

De la contaminación, la alta probabilidad de generar enfermedades, la necesidad de realizar estudios de impacto ambiental previos a la instalación, el gobierno no dice nada… en plena pandemia de coronavirus.

La perspectiva de conseguir dólares para garantizar el pago de la deuda externa ya llevó al gobierno de Alberto Fernández y los gobiernos provinciales de Mendoza y Chubut a intentar habilitar la minería contaminante. A su vez, la flexibilización de las normas ambientales, para salvar las ganancias de los pulpos extractivistas en medio de la crisis capitalista, es una política de Estado. Las consecuencias catastróficas para la salud y el ambiente son producto de las políticas que aplican los sucesivos gobiernos capitalistas en la Argentina.

Comentarios
agosto 25, 2020 10:06